4 trucos para empezar a levantarte más temprano

4 trucos para empezar a levantarte más temprano

Ya hablamos de lo importantes que son las mañanas mágicas para tu vida diaria y para el logro de tus metas, también, de cuál es mi rutina de mañanas que me ha hecho robarle tiempo a mi semana y, en dos años, cambiar el rumbo de mi vida; sin embargo, entiendo que no es algo fácil de hacer, ¡no pongas tu alarma dos horas antes de un día para otro! Hacer eso, sólo va a causarte estrés, cansancio y frustración; por eso, hoy tengo para ti unos pasos para alcanzar tus mañanas mágicas:

 

  1. Pon tu alarma lejos de tu alcance: no lo coloques en el buró, ponlo en tu tocador, en la puerta del clóset, en un lugar en el que tengas que levantarte para alcanzarlo. Este truco es bueno por dos cosas, la primera, que no vas a poder poner snooze y volver a dormir, vas a tener que estar consciente y despierto para apagar la alarma de inmediato. Y la segunda es que, si utilizas tu celular de alarma, no vas a poder estar revisando tus redes en las noches o escuchando notificaciones que te roben horas de sueño.
  2. Pon tu alarma 10 o 20 minutos más temprano cada semana hasta alcanzar tu meta; es decir, si ahora te despiertas a las 7, y deseas levantarte a las 5, la primera semana intenta levantarte a las 6:40, la siguiente a las 6:20, y así, hasta la semana en la que te puedas levantar a las 5. Esto te permitirá adaptar a tu cuerpo al nuevo horario y no sentir la madrugada tan de golpe.
  3. Haz algo que te encante cuando empiezas a levantarte: aunque ya te expliqué por qué es fundamental que lo primero que hagas sea moverte, es bueno que, cuando estés empezando, hagas algo que te encante, ya sea tomarte un té, tu café, leer los chistes de una página, algo que te haga sentirte muy contento, así te pesarán menos los primeros días de madrugada.
  4. Ve a dormir a tiempo: ya sea que necesites 6, 7 u 8 horas de sueño, es súper importante que seas disciplinado en tu hora de dormir- que para muchos puede ser más complicado que el mismo hecho de despertarse temprano-. Si no puedes hacerte de este hábito, revisa qué te puede estar haciendo desvelarte: las redes sociales, la televisión o un poco de ansiedad pueden ser la respuesta, y puedes hacer rutinas de meditación, de relajación o, simplemente, tener la consciencia de apagar la tele y alejar el celular.

 

¿Tienes algún otro truco para empezar a cambiar tu horario y lograr tus mañanas mágicas? ¡Cuéntame en los comentarios! Y no te pierdas el siguiente episodio de mi podcast. 

 

No Comments

Post A Comment